Equípate con Ortlieb y viaja al fin del mundo

 

El despertador suena como cada día, te levantas y desayunas como un día normal. Pero tu bicicleta cargada esperándote en el recibidor y la ropa te delatan. Hoy no vas a trabajar. Últimos retoques en tu atuendo, cierras la puerta de casa detrás tuyo y ¡a viajar!

En tu cabeza tienes una ruta más o menos diseñada pero nunca se sabe. Cuesta salir de casa lo mismo que regresar después de varios días o semanas pedaleando libremente sin rumbo fijo.

Viajar en bicicleta es una experiencia adictiva. No necesitas gran cosa. Algo de forma física, una bicicleta fiable, algunos amigos que te inviten a su casa o algo de dinero para alojarte en albergues y refugios, ganas de disfrutar y quizás algo más de lo que habitualmente gastarías en comida.

Ortlieb te ayuda a transportar todas tus cosas de forma segura y cómoda para que disfrutes al máximo del recorrido en tu periplo minimalista. Y es que viajar en bicicleta es como una alegoría de la vida, contra menos equipaje arrastras menos obligaciones y más libertad.

La marca alemana especializada en alforjas, bolsos y mochilas, consciente del crecimiento de esta modalidad de turismo, ha concebido una línea de productos complementaria a la línea tradicional de alforjas para portabultos.
Esta línea aprovecha la parte delantera del manillar, la parte superior del cuadro, la parte interior del cuadro y la parte posterior del tubo del sillín para poder alojar y sujetar diferentes tipos de bolsas que, si bien de forma aislada no tienen una gran capacidad de almacenaje, la suma de todos ellas si permite realizar viajes con todo lo imprescindible y más.

En la parte delantera del manillar y por encima de la rueda delantera tenemos a nuestra disposición la bolsa ORTLIEB HANDLEBAR en talla S y M de 9 y 15 litros respectivamente. Esta es una bolsa en forma cilíndrica que se coloca por delante del manillar y se sujeta firmemente a este mediante unas cintas. Su uso está recomendado para aquellos materiales blandos y ligeros como ropa o saco de dormir para que de este modo nos moleste lo mínimo a la hora de conducir nuestra bicicleta.

Por detrás de la potencia y aprovechando el apoyo del cuadro, Ortlieb ha creado el bolso ORTLIEB COCKPIT-PACK. Su uso está pensado básicamente para las cosas de uso más inmediato como teléfono móvil, barritas energéticas, tarjetas de crédito y dinero. Siempre a la vista, de fácil acceso y obviamente resistente al agua te facilita la vida.

En el triángulo central del cuadro de la bicicleta Ortlieb ha diseñado el bolso ORTLIEB FRAME-PACK. Este se aconseja que se utilice para aquellas cargas más pesadas. Al estar en esta zona modificará muy poco el centro de gravedad de la bicicleta y las sensaciones de conducción no se verán casi ni afectadas. Esta bolsa también está disponible en dos tamaños, 4 y 6 litros, fijándose perfectamente al cuadro. Como contrapartida, la utilización de este bolso te obligará a desmontar portabidones y llevar una mochila de hidratación en la espalda. Si prefieres sin embargo mantener bidones o simplemente tienes una bicicleta de montaña con doble suspensión con muy poco espacio interior, Ortlieb te da la opción del bolso ORTLIEB FRAME-PACK TOPTUBE. Este va a lo largo del tubo horizontal del cuadro sin que te moleste a la hora de pedalear ya que tiene una capacidad de 4 l. que te permitirán cargar igualmente con herramientas, los tubos de la tienda para acampar o algo de comida.

Finalmente, en la parte trasera de la bicicleta, por detrás del sillín, se puede montar la bolsa ORTLIEB SEAT-PACK con posibilidad igualmente en dos tamaños, de 8 a 16 litros en la versión L con posibilidad de ajuste de la carga y la versión M en tamaño 11 litros. Su uso está recomendado también para materiales ligeros y voluminosos como las chanclas, la ropa de descanso y la ropa de recambio para la siguiente etapa.

 

Somos Aventura, viajes, emociones! Somos BikePacking

 

 

COMPRAR AHORA